COMENTARIO AL EVANGELIO DEL DOMINGO I DE ADVIENTO

Comenzamos este domingo el tiempo de Adviento, y con él, un nuevo año litúrgico.

Para los cristianos, este nuevo tiempo nos debe hacer caer en la cuenta de que Cristo volverá, por lo que este es un tiempo de espera del Señor, que ha de venir de nuevo hasta nosotros en gloria y majestad, al final de los siglos.

Hoy el Evangelio nos anuncia que Jesús volverá y para ello debemos estar preparados ¿Y cómo prepararnos? Recomenzando…

Hace alusión el Señor a Noé y las aguas del diluvio, como un tiempo de purificación y de recomienzo. El Señor nos llama a estar en vela, esto es, a vivir este nuevo tiempo en concordia, en paz, en justicia y en alegría. Recomenzar viviendo en esa tensión de la espera de Aquél que cambió nuestra suerte, Jesús de Nazaret. Vivir desterrando de nosotros el odio y ponernos a la tarea de colaborar con el proyecto de Dios.

Visto: 268